El equipo de este programa cierra una segunda temporada con los deberes cumplidos. Éxito de público, de oyentes y lo más importante, la convicción plena de responder  con creces y más allá a su razón de ser a pesar de las grandes dificultades para su sostenibilidad. El compromiso de su equipo de personas, la apuesta de Onda Vasca, así como el apoyo de quien comercialmente ha empujado este proyecto, nos permite  decir con orgullo profesional que esta modesta, a la vez que ambiciosa propuesta es mucho más que un programa de radio. Así lo sentimos y así lo hemos compartido con quienes han creído en esta furgoneta. Mila Esker a todos y todas por subiros en ella.  En especial gracias a la comunidad asociativa de las personas mayores, y a todas las entidades que trabajan por la inclusión y la igualdad. Hasta la próxima arruga. NSTJ es el único show radiofónico de Euskadi

Anuncios