Hemos sido felices haciendo este programa. En primer lugar gracias a los socios y socias de este Club Social de la Fundación Argia. Proyectos como estos deberían ser portada en periódicos y cabeceras de informativos. Aquí es donde uno recupera su lugar en el mundo. Hemos aprendido tanto de esta experiencia que queremos más. Un Club de puertas abiertas donde los tratamientos se sustituyen por el trato con tacto para poner en valor a la personas por delante de todo. Altamente recomendable su escucha.

Anuncios